¿Cómo financiar un coche sin nómina? – Comprar a plazos

¿Cómo financiar un coche sin nómina? – Comprar a plazos

Son muchos los compradores de coches o vehículos, que utilizan la financiación, para adquirirlos, no todo el mundo tiene una nómina para pedir un préstamo, por lo que si te preguntas como financiar un coche sin nómina y poder pagarlo a plazos, a continuación te diremos algunas de las formas con las que se puede hacer posible.

Soluciona tus problemas ahora:
solicitar

Pedir un préstamo rápido en una financiera, teniendo un aval.

Si tienes un aval, como por ejemplo una propiedad, un vehículo en condiciones o un bien de un alto valor, hay muchas financieras privadas que dan para pequeñas compras, como en este caso, la compra de un coche. Para encontrar una financiera en su localidad, solo hay que utilizar el buscador de Google Maps.

  • Más información: Financieras con Asnef. En estas financieras no siempre se obliga a tener una nómina, ya que hay casos en los que una ayuda o una pensión, serían suficientes como para devolver las cuotas fijadas.

Solicitar un crédito rápido pequeño y pagar una parte del coste del coche.

Coche sin nómina

Muchas veces no se tiene una nómina, ni un trabajo, ni ingresos asegurados. Por lo que lo más humilde y honesto, es comprar un coche que nos podamos permitir. Los servicios financieros online, que puedes comparar desde esta web, te permiten pedir pequeñas cantidades y comprar un coche de segunda mano o pagar un coche, junto a lo ahorrado.

Muchas personas se piensan que por estar cobrando el paro o una pensión, se tiene poco acceso a crédito, cuando en realidad hay muchas empresas dispuestas .

Utilizar el Renting y no endeudarse.

Ahora en España se está poniendo más de moda, lo de utilizar el “renting” para utilizar un coche. Eso significa, que solo pagas una cuota mensual, por disponer de un coche nuevo. Desde 150€ al mes ya puedes utilizar un coche nuevo. Con el renting te ahorras lo siguiente.

  • Seguro incluido.
  • Mantenimiento incluido.
  • Si eres autónomo puedes desgravar gasto del renting.
  • No tienes que pedir un préstamo o perder mucho tiempo intentándolo.

¿Qué limites tiene esta alternativa?

Este servicio llamado renting, suele estar ofrecido por bancos o filiales de bancos. Uno de los límites es no poder hacer más de unos determinados kilómetros al año, por ejemplo 15.000 kilómetros anuales.

Gran desventaja de usar renting: la mayoría de empresas financieras y concesionarios, que ofrecen esta oportunidad, obligan al cliente a que el renting sea de una duración determinada. Por ejemplo 4 años, de forma que se crea una deuda en el caso de querer dejar el servicio antes de tiempo. Es por eso que hay empresas que se han especializado en renting flexible, de muy pocos meses o simplemente de “mes a mes”.

Con el renting no son necesarios tantos requisitos, además de haber un número muy grande de empresas, dispuestas a ofrecer sus servicios, con el resultado de que si una empresa no te acepta, poder hacerlo desde otra.

¿Qué es el leasing? (No confundir con el renting anterior)

Con el leasing se disfruta del coche, pagando una cuota mensual, durante unos determinados meses, por ejemplo 36 meses, la mayoría de veces se tiene la oportunidad de que en la última cuota se pueda comprar el coche o financiar una cuota final más grande, con la que adquirir del coche y tenerlo en propiedad. Con el leasing, a diferencia del renting, el cliente puede quedarse con el coche a su nombre.

Mientras que con el renting se consigue alquilar un coche de forma mensual y con gastos incluidos, sin opción a compra de forma general. Con el leasing, se tiene la oportunidad de comprar el coche en la última cuota y suele pagarse un seguro.

Gracias al leasing, perfiles que quizás no cumplen todas las condiciones para pedir un préstamo para comprar un coche, también pueden adquirir un vehículo. Esta técnica también se asemeja mucho a los alquileres de vivienda con opción a compra, aunque no es totalmente igual.

Otra forma que cada vez es menos común:

Demostrar a un prestamista particular, que se tienen unos determinados ingresos mensuales o anuales.

Si no se tiene una nómina, pero se tienen más ingresos, como por ejemplo, ingresos por una ayuda del gobierno o ingresos por trabajos eventuales, es posible que existan prestamistas particulares, que puedan prestarle el dinero. Con el siguiente link, puedes encontrar prestamistas particulares.

  • Más información: Buscar prestamistas particulares. Accediendo al enlace anterior, podrás ver que puedes encontrar interesados en dar financiación a otros particulares y con intereses que pueden llegar a ser mejor, que los de las financieras más populares. En el caso de ser un vehículo para la utilización en una actividad empresarial, recomendamos buscar información sobre los descuentos en IVA y sobre la financiación de coches para autónomos sin nómina.

Conclusión.

La posibilidad de comprar un coche sin nómina, pero a plazos, es baja, cuando se tratan de coches de un valor alto, sin embargo, dependiendo del caso, es posible acceder a ello, mediante las ideas anteriores.

Soluciona tus problemas ahora:
solicitar